EL MÍTICO FABRICANTE DE GUITARRAS GIBSON SE DECLARA EN BANCARROTA

La compañía que elabora las guitarras Gibson, con las que han tocado desde Elvis Presley a Keith Richards pasando por B.B. King,Jimmy Page,Chuck Berry o The Edge ha presentado definitivamente una petición para declararse en bancarrota junto a un plan para reflotar la empresa.

Con un volumen de ventas anuales de 170.000 guitarras en más de 80 países, Gibson realizó este reclamo en el tribunal de bancarrotas del Distrito de Delaware para protegerse de sus acreedores que, según propone en su plan de recuperación, en parte podrían pasar a convertirse en accionistas.La entidad realizó la petición de bancarrota argumentando que ya goza del apoyo de muchos de sus acreedores y prestamistas para acometer el plan que permitiría, según la empresa, su supervivencia.

La razón que ha guiado a esta situación económica es la bajada en la venta de instrumentos, así como una estrategia de recortes que no ha logrado contener una caída financiera «devastadora» y que ha generado el nerviosismo entre sus acreedores.

El plan propuesto fue consensuado con los propietarios del 69 % de la deuda de la empresa en 2018.

El nuevo plan de transición, según la entidad, supondría una inyección de 135 millones de dólares en nuevos créditos para la empresa fundada a finales del siglo XIX.

Gibson Brands es propietaria de otras marcas, como los órganos Wurlitzer, los pianos

Baldwin y las guitarras Dobro y Epiphone o los altavoces KRK y Cerwin Vega.

Por el momento, anuncia que se desprende de la filial Gibson Innovations, que fabrica productos electrónicos de consumo como auriculares y altavoces. Es una línea de negocios que compró a Philips buscando diversificarse. Y con ese propósito se hizo también con la japonesa Onkyo.

Desde 1984, Gibson tiene su sede en Nashville, ciudad con gran tradición musical y cuna del  country y se empezó a saber hace meses que sufrían serios problemas.

Las alarmas empezaron a sonar en la capital estadounidense de la música cuando el director financiero de la sociedad se marchó sin llevar ni siquiera un año en el cargo.

La deuda ahogaba cada vez más un negocio que está en caída libre porque las guitarras se ven como algo del pasado y sus ventas han descendido notablemente.

La cuantía ofrece «fondos para el negocio de instrumentos musicales y audio profesional y apoya a los principales proveedores y distribuidores de la compañía» y permitiría a Gibson tener «capital financiero utilizable, menos deuda material».

«Dará a la empresa la liquidez que necesita para mantener sus operaciones en el curso ordinario de su reorganización», aseguró en un comunicado Gibson, que también aseguró que la reestructuración dejará el área de desarrollo de dispositivos de audio no profesionales.

También implicaría la salida de Juszkiewicz como su máximo directivo y un mayor control de los acreedores sobre sus operaciones.

Gibson Guitar empezó a formar parte de la cultura musical de Estados Unidos en 1902.

Medio siglo después de su nacimiento empezó a vender la Les Paul, una de las guitarras más icónicas de todos los tiempos en la historia de la música. Su catálogo incluye también las SG,

Flying V, Explorer, J-45 y las Humminbird y entre los músicos que han usado sus modelos,  tanto eléctricas como acústicas, están B.B. King, Pete Townsend, Eric Clapton, Chuck Berry, Jimmy Page, Duane Allman o Lenny Kravitz.

También te puede interesar ...

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *